“La dependencia no es viable”

Declaración del señor Rajoy. Ala! y ahí lo deja, como si estuviese hablando de algún capricho lujoso. Afirma, desde un punto de vista soberbiamente paternalista, que “ayudar a las personas que no se pueden valer por si mismas es muy loable, pero que se hará lo que se pueda según los ingresos y recursos disponibles”.
Es decir, como siempre, nos va a tocar el aguantar que para nuestros “antojos” no tienen. Ya no solo hay que preocuparse porque las prestaciones sean de una cuantía escasa sino porque lo sean más o desaparezcan del todo.

Me gustaría decirle al candidato del PP, que si la dependencia no es viable el Estado tampoco lo es, si no es capaz de defender a los ciudadanos con plenas facultades mentales que se ven limitados por sus condiciones físicas.

Sin duda, como muchos de sus votantes, pensará que el asunto no va con él ni con los suyos. Que son cosas de otra galaxia. Aquí lo que importa es la economía y el empleo; pero en ese caso, ¿que sucede con todos los puestos de trabajo que ha creado el sistema de atención a la dependencia? Por no contar el considerable aumento de profesionales que se requerirían, de haberse hecho las cosas bien.

Hace pocos días, uno de sus seguidores, me comentaba que le iba a votar al PP porque iba ayudar más a las empresas, que era lo que a él le interesaba. Que entendía que a mí me convenía más el SOE, pero que cada uno tenemos diferentes intereses
Toma, toma y toma (como decía el gran Borja, de Que Vida Más Triste), así que hay gente que aún se cree por encima de humano y lo divino, que no necesitan servicios sociales, porque son supersanos, súperjóvenes, superfuertes, superprueba de accidentes y súper etc.

Pero que me expliquen, si son tan amables, como van a atender a sus padres cuando lo necesiten, sin dejar de trabajar. Espero que todo el dinero que su salvador les va a ahorrar, sea suficiente para pagar medicinas, educar a sus hijos, afrontar sus bajas o cubrir los gastos de su retiro.
Porque cuando cae uno de los pilares del Bienestar, los otros tres tambalean.

Creo que ya he manifestado por aquí mis serías tentaciones de inaugurar mi Derecho al voto. Vistas las intenciones, me parece que voy a pisar el acelerador como hizo el Hombre de Hielo en el final de los Caraduras, y pasar a la acción arrollando barreras y mis propias convicciones.

5 comentarios sobre ““La dependencia no es viable””

  1. Y con la clara intención de arreglar un poco estas declaraciones, escuché por la radio, al día siguiente, abogaban por las residencias, en detrimento de las ayudas por dependencia. Por favor, a votar todo el mundo.

  2. No hay que dejar de votar, pues hariamos un favor a las gaviotas, votemos por una opcion que que defienda nuestros intereses, miedo me da lo que viene.

  3. Millor una mala democràcia a una dictadura
    D’un temps ençà me trobo en persones que enyoren la dictadura, sens dubte que aquesta va fer per els ciutadans algunes cosses positives una de tantes la Seguritat Social, algun dia parlaré d’aquesta, però com tota dictadura, enterboleix la convivència de moltes persones, on la manca de llibertat de la persona està vedada i altres coses pitjors; i en aquesta la democràcia nostra hi ha hagut i hi ha infinitat de infraccions que van en contra de ella, i dels ciutadans que són la causa de que algunes persones enyorin la passada dictadura; però així i tot, al menys jo, sempre preferiré una mala democràcia a una dictadura. Precisament per la meva experiència, no tinc rubor a dir-li a cada ciutadà que vagi a dipositar el seu votar sobre tot, conscient, ja que de no fer-ho, la nostra consciència tindrà que donar compte. Que voti pel candidat que estimi convenient. Qualsevol dels postulats a la presidència per les properes eleccions sempre serà més convenient que el millor dels dictadors. Només en la democràcia es pot votar en llibertat. Només en la democràcia es pot parlar en llibertat. D’això no tinc cap mena de dubte. Res del que dic, ho dic ignorant les imperfeccions de model de democràcia que ens gastem. Però tampoc ignoro quan hem avançat després que sortíssim de la vergonyant dictadura de Franco que va agenollar al seu caprici tot ciutadà durant una enfilada d’anys. La millor manera de defensar la democràcia és anant a les urnes a votar, a escollir de tots els candidats, a qui considerem el millor o més convenient, bé sigui per castigar el que està, o per evitar que arribin els que aspiren, votar és l’arma amb què comptem els espanyols, si no hi ha cap problema d’aquí a molt poc temps, podrem expressar la nostra voluntat. Ja hem escoltat els plans, els arguments i els insults. Ja sabem de on coixeja cada aspirant. Qui no està convençut a aquesta altura de joc és perquè no vol escoltar ni veure. Tampoc crec que votar sigui un joc. Em sembla una responsabilitat ciutadana gran. Per això entenc necessària la reflexió davant de sufragar. Quan es vota s’ha de pensar en el país, el seu destí, s’ha de estar convençut que es tracta d’un acte amb el qual construïm la pàtria que anhelem. S’ha de recórrer a les urnes inspirat a donar les lliçons que requereixen els que pretenen dirigir els destins de la nació. El temps passa rapit, i el ciutadà quant va a votat té el dret d’exigir el que s’ha promès, això ens a de quedar ben clar.
    El qui no està convençut del que dic que s’hi pensi bé , que sempre serà millor una mala democràcia a una dictadura, però cadascú de nosaltres hi tenim molt a veure, exigint amb els nostre vot els que creiem els millors per poder gaudir de la millor democràcia.
    Andreu Genestar Sabater

    1. No te falta razón Andreu.
      Sin embargo, me reconoceras que votar singfica dar mi apoyo a alguien. Mientras que a nosotros no nos apoya nadie. Siempre he pensado que una buena abstención les pondría a muchos en su sitio, pero esta vez considero que nos encontramos en una situación de emergencia y hay que saber ser flexible. Así que, de paso, pondré a prueba la accesiblidad, la libertad y la intimidad que tenemos para acudir a las urnas.

  4. lo comparto en mi Facebook, son unos sin………..zas, se creen los amos del mundo, viven de espaldas a los problemas diarios de la ciudadania, no quiero a estos politicos, no los necesitamos. Ellos no saben ni tienen idea de lo que es depender para las cosas mas vitales de la vida diaria de los demás. Somos ciudadanos no rentables, solo se mueven por el interes del capital, no somos mercancia que les demos rentabilidad. Y encima pagando residencias cuando tenemos el mismo derecho que los “no limitados fisicamente” sus limitaciones son peores, no saben de humanidades, a vivir en nuestro entorno. Tampoco tienen ni puta idea de lo que somos capaces de aportar a la sociedad.

    Gràcias Diego por tus aportaciones siempre tan ricas de contenido.

Los comentarios están cerrados.