Archivo de la categoría: CAPÍTULOS DE MOVILIDAD AUMENTADA

Recopilación de todos los capitulos que vamos grabando.

Tirolina Rodada.

Ahora mismo me encuentro editando un capítulo sobre una de mis mejores movidas.

Después  de una importante sequia, es curioso ver como de repente todo va rodado y, para cuando te percatas de la situación, ya has cumplido un reto que llevábamos perseguiendo desde hace años.

Siempre, desde pequeñito, me ha venido a la mente la sensación de suspensión o flotabilidad en el aire. Como un estado de ingravidez y libertad. Como una premonición, no sé si de la tirolina, pero si que esta se ha acercado bastante.

Estar colgado a 21 metros sobre un bosque frondoso, es para mi un orgullo. Un privilegio altamente apreciado.

Hasta aquí, con todas las vistas espectaculares del paisaje, bajo el cielo azul surcado por alguna ave impogtante -no me atrevo a clasificarla, pero a mi me parecía un águila-, la experiencia ya está sobradamente justificada.
Pero si a ello le sumas la velocidad con que pasas entre los arboles, se convierte en una acción de intrépida aventura.

La emoción tiene la capacidad de modificar tu estado anímico en cuestión de centésimas. En nada, sientes el aire, que se ve obligado abrirte paso. Empiezas a gritar, y sale de ti un yo oculto gritón, histérico pero de alegría. Una personalidad que vive congelada en tu interior, presa de tanta formalidad, y que sale como una fiera cuando le dan rienda suelta.

La tirolina sigue. son 250 m. de caída horizontal. El arnés va girando y llego a ponerme en sentido contrario el de marcha, pero el avance continua, y giro la cabeza para ver hacia donde me dirijo.
Paso por delante de Pao y Rober, en un instante suficiente para ver como lo están grabando todo. Les dejo atrás hasta llegar a tocar la colchoneta del final. Cosa que no siempre se consigue, y que el viento a favor pudo ayudarme a lograr.

Diego Lastra es como una marca que consigue alcanzar estos objetivos, gracias a la intervención de muchos miembros.
Desde mis padres, que me ponen apunto para salir de casa, la esencial disposición de Roberto y Paola (junto conmigo, el equipo original de Movilidad Aumentada) que me hacen posible ejecutar las movidas que yo mismo gestiono.
Y, en esta ocasión, la fundamental y esforzada colaboración de SOPUERTA AVENTURA. Primero, por su atención al proponerles mi desafío. Segundo, por no poner pegas ni asustarse ante la diversidad. Tercero, por pensar en el procedimiento más adecuado para mi, sin que haga falta llegar con la silla al punto de salida, ni necesitar otra en la llegada. Y cuarto, por su acogedora actitud en todo momento, quitándole importancia a todo el curro que se pegaron. Bravo, bravo y bravo! Chapó. Si fuera por otros de su misma profesión, nunca lo hubiese hecho.
Ah! Y quinto porque nos atendieron antes de abrir el parque para poder dedicarse en exclusiva a realizar este reto

Con un polipasto me subían en la parte baja y después tiraban de mi hasta arriba y, una vez alcanzada la meta final, me retrocedían hasta donde había abandonado mi silla.
Pero todo este proceso, se entiende mucho mejor viendo el flamante video que hemos creado para este capitulazo.

Vamos reduciendo el número de retos pendientes. Quedan los más difíciles pero si irían tan sobre ruedas como este, no quedaría ni uno.

VELOCIDAD INVERNAL

Ya llevo unos cuantos días disfrutando de los recuerdos que me ha dejado esta última semana.

Un deslizamiento suave sobre la nieve virgen que va aumentando su ritmo en función de la pendiente por la que se baje, hasta alcanzar una velocidad para muchos insuperable, unas rascadas impresionantes y unos desafiantes saltos.

Porque, así es, he conseguido poner una crucecita a uno de mis retos más deseados. He practicado Esquí Adaptado durante cuatro días en Cerler. Para el desaparecido Diego ignorante en la materia, podían parecer demasiados, pero el de ahora sabe que cada jornada siempre sorprende.

En la primera, desde luego, el alucine es inevitable. Asimilar semejante velocidad, agilidad y destreza es para llevarse una alegría inmensa. Si, además, se tiene en cuenta que todo esto viene acompañado de un paisaje increíble, la experiencia es mucho más que aconsejable.

Mi idea sobre el Esquí ha tenido varias fases a lo largo de mi vida. En la Inicial, era algo impensable. Recuerdo los esquíes de mis padres parados en casa porque lo dejaron cuando yo llegué.
En una segunda etapa, a través de internet, supe de la adaptación de este cañero deporte, sintiendo unas enormes ganas de probarlo.
Ahora, he pasado a otra dimensión, y he confirmado que hay actividades que puedes jugártela a que te van a gustar antes de catarlas, jeje!

Como en muchas otras actividades, para mí la clave está en encajar bien en el asiento. En el instante en que comprobé la firmeza con la que iba sujeto, empecé a intuir buenas sensaciones.

Uno de los momentos más curiosos se viven cuando el piloto del tándem –silla de nieve con piloto detrás- te sube al Seguir leyendo VELOCIDAD INVERNAL

La conquista de lo inaccesible

Una vez más, hemos llevado las cosas al extremo, en cuanto a la asistencia personal. Nunca pediría a mi asistente efectuar una machada como esta, pero nada como sobrepasar los límites estandarizados para valorar en su justa medida el grado de dificultad de las actividades cotidianas.

A Iñigo le hacía ilusión que conociera y me bañara en la playa de Barrika. Un lugar antagónico a la accesibilidad. Un yacimiento de barreras arquitectónicas y arqueológicas, impensable de cursarlo en silla de ruedas.

La práctica del Judo durante toda su vida le ha proporcionado una técnica y una fuerza que le permite cogerme como si fuese una pluma y transportarme por los terrenos más abruptos.

El tramo de escaleras -ya lo veréis en el video- daba para atrás. Encima los últimos escalones están “tallados” en la misma roca. Toda una sorpresa que me hizo verlo tremendamente difícil. Sin embargo, la destreza de mi primo superó lo que yo creí, por unos instantes, insalvable. Por suerte, con nosotros estaba Gentzane para inmortalizar la proeza.

También quiero destacar el baño que me di con un chaleco de submarinismo que él me dejó y que me fue francamente bien. Lleva una franja hinchable con forma de flotador. Con lo cual, da estabilidad y, a la vez, la seguridad de un salvavidas. Además, queda bien sujeto y no se sube hasta el cuello, como ocurre con los chalecos convencionales.
Quizás, cuando estás boca abajo cuesta un poco más dar la vuelta, para ponerte mirando al cielo, que con un “flota” porque por delante no hay hinchable; pero, de espaldas la flotabilidad es total.
Para quitarlo y ponerlo cuenta con varias opciones que facilitan la maniobra. A ver si en la próxima ocasión lo grabamos.

RETORNO A LA WARNER: AHORA EN VIDEO

Quien haya visitado, en este blog, la sección RETOS PENDIENTES Y CUMPLIDOS habrá podido saber de mi afición por las montañas rusas, auténticos artefactos de velocidad controlada y seguridad aeronaútica.

Aunque las he gozado en varias ocasiones, aún no tenía ningún Seguir leyendo RETORNO A LA WARNER: AHORA EN VIDEO

Patrimonio de recuerdos: Drifting, cámara interior

Las experiencias no sólo se disfrutan en el momento de efectuarlas. Se pueden seguir degustando gracias al sabor que nos dejan. Únicamente, es necesa Seguir leyendo Patrimonio de recuerdos: Drifting, cámara interior

Lo importante es participar… o competir?

 

Esta conocida frase, típicamente reservada para los malos resultados, toma un significado especial en casos como el mío.

Hasta hace poco, ante cualquier actividad, mi pa Seguir leyendo Lo importante es participar… o competir?

AUTONOMIA PARA DERRAPAR: MAGNÍFICO VIDEO


Como relaté en mi escrito “Curvas Peligrosas”, hace un par de años, mi afición por el mundo del automóvil me lleva acompañando desde bien pequeñito. Leyendo revistas especializadas, escudriñando cada modelo que veía pasar por la calle o montándome en todos los coches que tenía oportunidad de hacerlo.

Hace no muchos meses, supe de un circuito, llamado Kotarr, situado al sur de la provincia de Burgos. Seguir leyendo AUTONOMIA PARA DERRAPAR: MAGNÍFICO VIDEO