Archivo de la categoría: Arte

Diego engaña.

Como hoy he dicho, en una charla que hemos dado en el colegio Santa María de Portugalete, no hay que dejarse influenciar por las apariencias, ni asustarse, o hacer prejuicios de alguien simplemente porque no cumple con lo que estamos acostumbrados a ver.

Ayer mismo, nuestra sabia colega Amelia, Dijo: Diego engaña mucho.
Y lo hizo mientras miraba mi última producción: Parece mentira que lo hayas hecho tu.

En pintar sobre azulejo ha consistido. Con mi licornio, con una pintura casera a base de… Seguir leyendo Diego engaña.

Diana Tecnicolor.

Vengo con novedades pictóricas. En primer lugar quiero declarar terminado el circulo cromático que inicié antes verano. A diferencia de los demás, que los finiquito en una hora, este ha supuesto un largo proceso.

A color por día, mezclando colores primarios para obtener los secundarios en todas sus gamas.
Jueves a jueves, con el apoyo no sólo funcional de Julia, he ido completando la “diana” y, finalmente, esta semana hemos llegado a meta consiguiendo el violeta, que se resistió más que todos los demás.
Ahora, ya tenemos otro nuevo rumbo al que dirigirnos con el licornio: Un caretotrato.

Para maltratar la monotonía, mi jefe de equipo me ha preparado una nueva técnica: Pintar cerámica.
Con pincel en mano, las sensación es diferente y salpicante, pero con todo al alcance llega lo impensable, y salen estas cosas.

 

S.O.S.: Cuelgue en peligro de ser abortado

Mi segunda gran movida de este año está apunto de truncarse, al igual que la primera. Por esto, siempre prefiero no adelantar nunca nada. Porque es fácil que algún factor se caiga, cuando se requieren tantos.

Iba a dar pie a uno de mis capítulos estrella, grabado por profesionales con un equipo de primera. Y me iba a permitir poner otra cruz en mi lista de retos pendientes, que en pocas ocasiones la puedo hacer “tachones”.

Dentro del programa de excursiones de Fekoor, habíamos preparado una visita a Senda Viva donde está la tirolina más larga de Europa, además de espectáculos, animales y demás atracciones.
Me quedaré con la duda de saber si colgado de ese cable, hubiese sentido la sensación de flotabilidad en el aire que siempre he buscado inconscientemente.
De todas formas, gracias a todos los que han colaborado en el intento. Quien sabe, igual mañana se completan las plazas que faltan y el vuelo de la excursión se remonta ( http://www.fekoor.com/noticias/2014-06-09/excursion-senda-viva.html ), y si no a por la tercera que será la movida reina, no sólo del año.

                  

Espero que os gusten mis últimas “creaciones”. Por cierto, este mes salgo en el catálogo de Solidarters, buscadme!

Y a ti, socio de Fekoor, anímate y salva un cuelgue!

El motor de arranque

Desde hace mucho tengo ganas de tener un cuadro de la cala de mi vida (Binibeca, Menorca). Lo que nunca, ni se me pasó por la imaginación, es que lo fuese a hacer yo.

Es el segundo que hago a acrílico y, bueno, el resultado está ahí. Es mío por completo. Una vez que tengo colocado el gran aparejo  que necesito (mesa, madera para extender la mesa, caballete, lienzo, licornio, paleta de colores, hacer los colores, papel para escurrir el pincel). Una vez tengo todo a mano -o a  cabeza, en mi caso- empiezo a dar vida al lienzo, a crear.

Siempre con una ayuda latente, por si me salgo de la trazada y pido auxilio para que me borren el estropicio.
En este sentido, quiero agradecer a mi megacompañera Julia que no sólo me lo pone todo en bandeja sino que encima me instruye en esta técnica artística. Sin ella, no existiría esta obra playera.

Como me ocurre en otros muchísimos ámbitos, sin apoyo no puedo lograrlo, pero con asistencia ahí tenemos la muestra.
Así somos las potentes mecánicas sin motor de arranque. Solos no avanzaríamos.