ASISTENCIA EXTREMA

Todo se puede elevar a extremos impensables. Todo es susceptible de llevarse a niveles desorbitados. En nuestro empeño de demostrar que con asistencia personal existen pocos límites, hemos querido demoler convencionalismos para que todas las demás actividades de la vida diaria queden asumidas con normalidad.

Esta vez he dejado mi Salsa en casa y, con la silla manual, nos hemos presentado en una carrera familiar (no competitiva) para vivir una nueva experiencia.

Respaldado por Roberto e Iñigo, hemos alcanzado un ritmo francamente sorpredente. En la salida, hemos arrancado como un rayo, dejando atrás a mucha gente que se quedaba con la boca abierta. Empujando cada uno de un manillar, enseguida estábamos adelantando posiciones con no muchos participantes por delante.

Aunque se trataba de una prueba amistosa, el instinto competitivo es inevitable. Un circuito con contrincantes que adelantar, mmmmmmmmmm!

Al principio sentía apuro por ir sentado como un simple espectador y lastre de mis dos compañeros. No terminaba de verle el sentido en que yo estuviera allí; pero, a medida que íbamos acumulando Kilómetros, viendo que mis dos primos no manifestaban fatiga alguna y que las vueltas al circuito de 1.8 Kms iban cayendo, mi “vergüenza” ha ido disminuyendo, siendo reemplazada por un ánimo contrapuesto.
Mientras unos minutos antes pensaba en incitarles al abandono, poco después me encontraba jaleándoles para completar las cinco vueltas que exigía la organización.

Hay cosas que hay que “saborearlas” para conocer nuestra reacción y, por eso, agradezco tanto estas oportunidades.

Un fuerte abrazo sudado para Iñi y Rober, porque lo que allí habéis transpirado yo lo he reproducido tecleando este experimento de velocidad humanizada.

3 comentarios sobre “ASISTENCIA EXTREMA”

  1. Esta visto que cuando se tiene ganas, y una ayuda personal, las personas con ciertas minusvalias pueden tener una mejor calidad de vida. Luchemos por conseguirlo, reclamemos a la instituciones la asistencia que se merecen, que no se quede en papel mojado la LEY DE DEPENDENCIA que se cumpla

Los comentarios están cerrados.