Musicoterapia.

La vuelta ha llegado pero, viendo las fotos del verano, es para comprender que las baterías están recargadísimas.

Además, esta nueva temporada la estreno con una novedad. La Musicoterapia, mucho más de lo que puede parecer.

Implica coordinación -siguiendo el ritmo con instrumentos musicales-, vocalización -“cantando” con claridad- y relajación -tumbado, con música relajante, respirando, y con relatos que te transportan a situaciones tranquilizantes-.
Tres aspectos que a mi me vienen de primera para mejorar y superarme. Sobre todo, la relajación es algo que tengo desde hace tiempo pendiente y me lo tomo como un reto.

Después de la primera sesión, me he quedado con ganas de progresar, así que seguiré profundizando en esta iniciativa que me ha jkpropuesto mi amiga Maitane.

Un comentario sobre “Musicoterapia.”

Los comentarios están cerrados.