Bodón en el torreón.

Quiero recomendar un lugar en el Urdaibai que he visitado este fin de semana, y que me ha agradado mucho por si nivel de adaptación: El Castillo de Arteaga.

Esta construcción medieval no cuenta con ni un escalón, pero si con un ascensor del siglo 21, así como de WCs y habitaciones preparadas para todos los que nos empeñamos en aumentar nuestra movilidad.

                 

“Casualmente”, allí se celebró una boda irrepetible, elegante, mágica, divertida e, impresionantemente, llena de sorpresas. Los protagonistas eran dos de los que más influyeron para la creación de este blog, así que -Paola y Roberto- os debo desde aquí daros mi enhorabuena. Es una fortuna compartir este mundo con vosotros porque sois excepcionales. No dejéis de liarla, que se os da de película.

                   

Como nota informativa, para quien le pueda beneficiar, contar que en la chaqueta me puse un cremallera de arriba a abajo de la espalda. No era para cambiarme las pilas ni para que me den cuerda, sino para que anche al ponérmela y, así,o tener que cogerla dos tallas más grandes.

            .

Un abrazo, pareja.