Objetivo: Cerrar bocas.

Parece que han sido más, pero en realidad sólo han pasado cuatro días desde que el pasado martes, un grupo de Fekoor, asistimos a una Ikastola de Leioa para dar una charla y hacer unas exhibiciones de deporte adaptado.

A mi me tocó subir al aula con la misión de concienciar y sensibilizar a dos clases de “monstruitos” de unos nueve años que, por cierto, se portaron increíblemente bien. Interesados, respetuosos y haciendo preguntas, sin cortarse ni un pelo.

Mis compañeros Ander, Javi y yo hicimos una divertida exposición sobre lo que realmente es la diversidad funcional. Estoy seguro de que a esta chavalada que nos dirigimos ya no se les queda la boca abierta cuando vean una silla de ruedas por la calle, como aún hoy puedo dar fe de que sigue ocurriendo.