De charla

Estoy muy satisfecho con la charla que tuvimos mi colega José A. Espinosa y yo con una clase entera de la Universidad de Deusto.

El objetivo era tratar nuestro “monotema”, la diversidad funcional, y más concretamente, en el ámbito educativo, exponiendo cada uno nuestras experiencias. Si bien, no nos quedamos ahí, y nos extendimos abarcando otros campos (Autonomía Personal, por supuesto), comentando anécdotas y echándonos unas risas entre todos.

Las dos horas, con turno de preguntas, se pasaron velozmente. Los oyentes parece que estuvieron interesados, y la profesora nos pidió repetir la “conferencia” para otro día, como la que habíamos celebrado por iniciativa de nuestro amiguete Iñigo.

Un día soleado, mi Salsa -con la que sigo aumentando mi autonomía y disfrute a su mando-, y la Kooadri, redondearon otra larga jornada para recordar.
Ah! El Metro también me ayudó para volver a casa. Con la práctica le estoy cogiendo mucha soltura. Sólo me falta entrar en la cabina, jaja!!
El único problema que encuentro es que al llegar a la parada hay que darle botón para abrir la puerta y, por la Ley de Murphy, si me quedo solo tengo que correr por el estrecho pasillo hasta donde alguien que me abra escotillas.

Otro batallita para las charlas!