Dos movimientos sexys

Algo se está moviendo “sexymente”. Antes de ayer compartí en el “CaraLibo” un video de “Yes, We Fuck”, protagonizado por una estupenda mujer con parálisis cerebral, contando sin cortarse ni un pelo,  lo que muchos hemos vivido y lo que seguimos pensando.

No puedo estar más de acuerdo con sus observaciones. Quiero agradecer y reconocer la labor de todos estos activistas revolucionarios, mata conformismos y resignaciones.

Siempre tiene que existir quien abra ojos y mueva mareas. Lo que sucede, en mi opinión, es que es una cuestión de oportunidades. Cada uno opta por la mejor opción y con menos problemas.
En este aspecto, vivimos una especie de Antiguo Régimen en el que los “capaces” avanzan y los demás nos enfrentamos a una cruel selección natural, porque, vete a saber si inconscientemente se piensa que lo nuestro es contagioso o hereditario.

Personalmente, no se si un movimiento podrá con la fuerza de una ley de la naturaleza,  pero un fuerte abrazo para quien lo intenta.. Yo me apunto.

Sin embargo, el tema no decae. Ayer se divulgaba la creación de una asociación Catalana dedicada a promover la asistencia sexual, lo que quiere decir que la concienciación hacia nuestro bienestar se está propagando entre los círculos pensadores, siempre informales -no por instituciones, por supuesto-.

La primera reacción es de alegría. Tener servicios que atiendan nuestras “ganitas”, venga! También me apunto!

Pero dándole una vuelta, no puedo dejar de apreciar un cierto ápice caritativo que confirma esa distinción social, donde todo va a depender de encontrar personas dispuestas a dar esos servicios. Por la otra parte, no creo que quede.

Otra vuelta de tuerca más, me lleva a la conclusión de que algo así, bien tratado, puede ayudar a mucha gente a tener una vida más satisfactoria, y que, por lo tanto, merece la pena su expansión.
Lo que más miedo me da es que el fin terapéutico merme el carácter misterioso del sexo.
No me veo yendo con mis padres a un sitio donde me ofrezcan relaciones sexuales recetadas. No me pone la idea..

Se admiten comentarios

Acabo con la ejemplarizante entrevista de Andrea. Felicidades, guapa:

2 comentarios sobre “Dos movimientos sexys”

  1. que gusto dar leer lo que escribes, Diego. He abierto la página con la intención de leer el último artículo y ya no he podido parar. Un placer “leerte” y compartir horas contigo. 😉

    1. Los comentarios como este se tendrían que poder enmarcar. Lo que es un placer es que formes parte de mi colección de amistades mágicas.

      Gracias, belleza veloz!

      Cuando tenga la máquina a punto, la pasada que te voy a pegar te va a traumatizar, jaja!

Los comentarios están cerrados.