Sancho excursiones: Primer capítulo. Museo del Rolls Royce.

Image Hosted by ImageShack.us

Es increíble la inspiración que me ha generado estar cerca de un Testarosa. Me he imaginado conduciéndolo, controlando el sobreviraje y sintiendo el peculiar roce metálico de su palanca de rejilla, por la carreterita mojada que lleva a la Torre Loizaga, donde se esconde la mayor colección de Rolls Royce conocida.

Me siento un poco macarra por mencionar al mítico deportivo Italiano antes de las verdaderas joyas que allí descansan, exquisitamente mimadas.

Image Hosted by ImageShack.us

Es de agradecer que alguien se dedique a conservar estos exclusivísimos vehículos y mostrarlos al resto de los seres mortales que nacimos mucho después de que su vida activa finalizase.

Por lo tanto, para mi, no podía comenzar de mejor forma el taller de excursiones que hace meses nos propusimos en Sancho Azpeitia [email protected]-. Es un orgullazo plantearse un proyecto, darle forma y hacerlo realidad.
Image Hosted by ImageShack.us
Con ello, además de pasar unos buenos ratos, pretendemos analizar la accesibilidad ociosa de que disponemos por nuestros alrededores. Y así promocionar una #Bizkaiaccesible con un interesante calendario de excursiones que hemos elaborado.

En esta primera escapada, no podemos poner pega alguna. La accesibilidad es plena, no habiéndosenos quedado nada fuera de nuestro alcance y disponiendo de WC adaptado. Yo no lo usé, pero alguno de mis compañeros si, y puede dejar algún comentario aquí, si lo cree necesario.

Únicamente, me quedé con las ganas de acceder a más de un coche pero eso está restringido a todos los públicos

Image Hosted by ImageShack.us

Una visita para repetir -yo ya voy por la segunda-, sobre todo si se hace en compañía de su encargado Jose Angel, quien en compañía de otros tres mecánicos, no sólo mantiene a punto cada uno de los automóviles, sino que además se preocupan por tener unas instalaciones sorprendentes que complementan los tesoros que contienen.

Reconozco que, al ser un fanático de la movilidad, me da cierta pena ver tanto coche parado y que me encantaría ver a una de estas longevas mecánicas cobrar vida, a ver si puede ser para la próxima!

P.D.: Se me olvidaba comentar que esta salida también me ha servido para estrenar el nuevo chasis que le acaban de cambiar a mi Salsa M, y la verdad es que va como la seda. Crujidos cero. Más que salsa parece una muselina. Veremos si no es perecedera.