Licornio, Vida Independiente y Boccia.

Sé que hay quien se pregunta como me lo monto para escribir todas las parrafadas con las que suelo “atacar” por aquí.
La ayuda técnica que utilizo no se caracteriza por su alta tecnología sino que, como digo en el video, es bastante rudimentaria. Sin embargo, es lo que más autonomía me proporciona frente al teclado.
Se llama licornio y, bueno, en las imágenes veis de lo que se trata. Su punto débil: Las dobles pulsaciones. Por ello, para una total independencia cibernética, es imprescindible combinarlo con dos opciones de accesibilidad que se encuentran en el panel de control de Windows (En Mac no sé como se hará pero estoy seguro que también será posible).

Una se llama Mousekeys -en Windows 7, “cambiar el funcionamiento del mouse”-, para controlar el ratón con el teclado númerico, y el otro antes se llamaba Stilkykeys o algo así -en Windows 7, “cambiar el funcionamiento del teclado”-, y evita tener que pulsar dos teclas a la vez.

He probado otros sistemas pero no me ofrecen la plena independencia, así que seguiré con él, probablemente, por mucho tiempo, contando mis ideas, pensamientos y experiencias que tengo en espera y para las que estoy buscando apoyos que me ayuden a lograrlas, en forma de patrocinios. Por ejemplo, ahora estamos pensando en ir a Pau (Francia), a hacer un saltito en paracaídas.

En los últimos días, he tenido varios motivos para escribir. Lo más destacado ha sido la conferencia a la que asistí del Doctor Adolf Ratzka. Un hombre con un ejemplar curriculum y uno de los fundadores del Instituto de Vida Independiente de Estocolmo.
Su alegato por la Asistencia Personal fue rotundo y detallado en todos los aspectos. No dudó en ser crítico con una fórmula que por aquí se encuentra en auge, que son los pisos con apoyo. Sobre estos, se habló mucho en la Jornada de Fekoor sobre Innovación Para La Vida Independiente, donde tuve ocasión de conocer y escuchar al Doctor Ratzka. Los que, lamentablemente, no lo hicieron fueron sendos representantes del Gobierno Vasco y de La Diputación de Vizcaya, que avandonaron la sala tras sus ponencias. Por cierto, durante sus intervenciones no dieron ni una reseña importante hacia la Asistencia Personal, así que en el turno de preguntas les saque mi tema preferido. Las respuestas fueron abstractas e imprecisas.
A uno, se le queda una gran preocupación al percibir la reticencia que sigue existiendo y le anima a preparar nuevas movidas reivindicativas.

Unos días antes, tuve ocasión de visitar Etxegoki (los apartamentos con apoyo). Unas fabulosas instalaciones, repletas de domótica y siempre sustentadas por auxiliares.
Se trata de un gran adelanto con respecto a lo que teníamos. La gente que allí vive dice estar muy contenta; pero, lo que he pedido públicamente, y así se me ha  reconocido, es que no se plantee como modelo de Vida Independiente.

Para terminar, no quiero dejar de mencionar el final de otra temporada más de Boccia. Con pena, por el buen ambiente que tenemos, lo que disfrutamos y porque otro año más seguimos sin la oportunidad de competir.

3 comentarios sobre “Licornio, Vida Independiente y Boccia.”

  1. Buenos días, me encanta tus argumentos y tus ganas por luchar x vuestros propios derechos. Ya sabes q cuentas conmigo para todo lo q necesites como profesional, como persona y como compañera d vehículo, verdad? Sigue así no cambies q ya sabes q como tu dos no hay jajaja.
    Un saludo,

  2. Boludito!! A mi tb me da pena que se haya terminado, pero en septiembre u octubre ahí seguiremos si nos dejan!!! Y llevaré muchos chicles rosas para ti!!
    Te voy a echar de menos este mes.
    Un besiko enorme valiente!!

Los comentarios están cerrados.