DIEGO POR LOS AIRES

A primeros de Junio, tuvimos ocasión de grabar nuestro primera movida. A continuación, dejo aquí plasmado las crónica más el video:

“Los veteranos y asiduos a este lugar recordaréis que, hace ahora casi dos años, me propuse saltar en parapente pero que el resultado fue fallido, y la frustración enorme, a causa de la falta de viento.
Sin embargo, ayer se reunieron todas las condiciones atmosféricas, físicas y humanas para que me sea posible pasar un buen rato suspendido en el aire de una forma muy natural, agradable y relajada. Jugando con el viento, aprovechando sus ráfagas para ascender, escuchando su silbido como único sonido y sintiendo las caricias de su brisa en la cara.
Me ha parecido una experiencia muy recomendable, que aporta nuevas sensaciones de paz y libertad con un nivel emocional no demasiado alto, salvo el despegue, cuando te tiras por el acantilado al vacío. Este sustito no dura nada, casi es inapreciable porque enseguida sientes la sustentación y te das cuenta de que en realidad ya llevas unos cuantos metros volando. Así comienza un desplazamiento constante y tranquilo, ideal para disfrutar de perspectivas nunca antes vistas.
Mi conclusión es que esta práctica es mucho más segura de lo que parece. Todos mis [email protected] me decían que estaba loco por querer intentarlo. No se dan cuenta de que en realidad existe un control sobre esta materia difícil de entender hasta que no se comprueba. Más aún contando con un importante equipo de profesionales como los de Parapente Sopelana que hicieron que todo diese la impresión de ser muy sencillo. Nada más llegar al sitio indicado me colocaron los arneses, el casco y una especie de silla de tela. Para cuando me quise dar cuenta ya estaba en el aire.
A la hora del aterrizaje, efectuaron otra operación limpia y rápida. A todas estas maniobras, por supuesto, hay sumar las del piloto que me brindó unos muy gratificantes giros, enseñándome las técnicas de pilotaje.
Así que ya veis, misión cumplida! Ahora a por otra pero, de ahora en adelante, no avanzaré nada hasta que la conjunción de todas los condicionantes que requiero se haga realidad.
Gracias a mi Gran Familia por apoyarme, en especial a Paola y a Roberto por promover esta aventura,  a mi Ama por contener sus emociones y a Oscar por grabar y editar el siguiente video:”